Verano en Villa La Angostura

February 8, 2019

 Este año tuvimos la suerte de poder pasar unos días en Villa La Angostura (Neuquen) y Bariloche (Río Negro). Dos destinos que son parte de nuestro itinerario desde que nos conocimos y que por supuesto, tenemos en cuenta ahora que esta Juanpe!

 

Sin lugar a dudas la Patagonia con sus lagos, sus bosques y su naturaleza encantadora, son una excelente opción para vacacionar alejados de las ciudades y rodeados de la naturaleza.
En esta oportunidad fuimos solo 5 días, partimos un miércoles por la mañana en el primer vuelo que encontramos y volvimos el domingo a la noche. Al llegar a Bariloche recogimos el auto que habíamos alquilado previamente!

Por lo general cuando vamos a destinos alejados y tenemos poco tiempo solemos combinar avión y auto en el destino.

 

 

Lo primero que hicimos cuando llegamos es calentar agua para el mate y partimos por la Ruta Nacional 40 hacia nuestro primer destino: Dina Huapi.

Esta localidad que esta a tan solo 15km de Bariloche, rumbo a VLA, es muy conocida por aquellos amantes del Kitesurf. Ubicada a orillas del Nahuel Huapi ofrece las mejores condiciones para practicar este deporte!

Luego de tomar unos mates mientras Juanpe corría en su Patagonia querida, partimos hacia VLA.

 

Al llegar nos estaba esperando la familia para disfrutar de unos buenos Mates en el lago de Bahía Manzano, para esa altura ya estábamos en modo vacaciones... la región de los lagos tiene ese encanto mágico que logra captarnos en un instante!

 

Puerto Manzano es un barrio ubicado a unos 7km del centro de Villa La Angostura. Nosotros somos fanáticos de este lugar, es tranquilo, esta cerca del Cerro Bayo y para ir con chicos es una re buena opción, porque tiene varias playas, pueden salir a caminar entre los árboles o bien salir a pasear en bici.

Otro dato que es importante, la zona de Bahía Manzano ofrece una oferta hotelera buenísima, de hecho muchos de los hoteles con mayor categoría se encuentran por la zona! También hay casas de Té, Restaurantes y casas de artesanías.

 

"El puente genera la conexión entre el alma y la mente, brindando FELICIDAD".

Nuestro primer viaje al Sur con Fede fue de mochileros hace unos 7 años! 

Siempre recordamos lo increíble que estuvo, arrancamos en la ciudad de Neuquén y fuimos viajando por la ruta a dedo y en colectivo. Hicimos todo el camino de los 7 lagos durmiendo en una carpa que no les puedo explicar el estado que tenía. Literalmente fue todo una aventura que ya contaremos en otra oportunidad.

La historia es que uno de los Lagos que más nos gustó y que recordamos siempre es el Lago Correntoso. Una de las tantas noches que pasamos en pleno verano fue con un frío de invierno que nos congelaba los huesos!!! Lo cierto es que al despertarnos amanecimos con la vista que ven en esta foto, eso hizo que nos olvidáramos de todo el sueño acumulado para quedarnos con un recuerdo maravilloso! La vida nos dio la posibilidad de disfrutar con Juanpe este lago y es algo que le agradecemos al universo.

¿Cómo llegar? Saliendo desde VLA son unos 5KM aproximadamente en dirección al camino de los 7 lagos por la RN40!

Rodeado por el cerro Belvedere el Río Correntoso es de esos lugares que no pueden dejar de conocer. En el lugar se van a encontrar con un balneario que tiene una despensa con todos los servicios, por lo que, si el plan es ir a pasar un día entero cuenten con este dato!

 

¿Qué más se puede conocer en Villa La Angostura?

Actividades hay muchísimas, les voy a nombrar las principales:

 

Parque Nacional Los Arrayanes: ubicado al sudeste de la Península de Quetrihue se encuentra este bosque, conocido en todo el mundo.

Para acceder a este majestuoso mundo de arrayanes se puede llegar caminando, son 12km de ida y 12km de vuelta; en catamaranes que salen desde los puertos de Bahía Brava y Bahía Mansa o bien, si son más aventureros en bicicleta.

Siempre que las ganas de explorar y sumergirse en la inmensidad de la Patagonia estén presentes esta es una opción imperdible.

Recuerden siempre llevar buen calzado y mucha agua.

 

Cerro Bayo: esta montaña durante el invierno se tiñe de blanco y se convierte en uno de los centros de Ski más importantes de Argentina.

Durante el verano también abre sus puertas para todos aquellos que desean contemplar a 1.782 metros de altura una de las mejores vistas de la Patagonia. El Nahuel Huapi de fondo rodeado de la península de Quetrihue y el majestuoso Tronador imponiendo sus 3.400mt.
 

 

Bahía Brava: es muy loco lo que me sucede cada vez que llego a este lugar, me siento a contemplar la vista y me logro desconectar por completo. 

Esta playa tiene la particularidad que es muy ventosa, pero eso no impide que puedan relajarse en sus orillas y descansar sentados en la arena, rodeados de un entorno natural que enamora!

 

Bahía Mansa: a diferencia de la anterior sus aguas son más calmas, y es el lugar elegido por nosotros para disfrutar de un buen almuerzo!

La puerta de acceso al bosque de arrayanes se encuentra en esta bahía... Imperdible paseo.

¿Cuál es la mejor época del año?
Siempre que nos preguntan en qué estación conocer la Patagonia Argentina respodemos que todas las temporadas tienen su encanto, porque en las 4 hay actividades para realizar. 
No es lo mismo conocer las montañas en pleno invierno cuando están completamente nevadas y se pueden realizar deportes como el Ski o snowboard, que ir en verano cuando los lagos y los ríos invitan a nadar en sus aguas cristalinas, o bien caminar por los bosques en primavera o en otoño admirando los distintos tonos de los árboles!!!
En fin, cada estación tiene su magia y su encanto.
 

En este viaje en particular solo fuimos un día a recorrer Bariloche. Saliendo de Villa la Angostura, son solo unos 83 km al centro de Bariloche, 1 hora y cuarto por la mítica ruta 40 ruta, bordeando el lago Nahuel Huapi. Vistas panorámicas a la cordillera de los Andes en todo su explendor del otro lado del lago, donde las cumbres más altas, nevadas, resaltan del resto. Hay distintos puntos donde se puede bajar a la playa, donde el simple hecho de estar ahí y “escuchar el sonido del silencio”, genera placer y tranquilidad al mismo tiempo.

 

 

Bariloche tiene un sin fin de atractivos, lugares para visitar, caminos para recorrer. En un solo día, nosotros hicimos tal vez lo típico, que no deja de ser asombroso y único. Costeamos el lago, ahora por el lado opuesto de donde veníamos de Villa la Angostura, tomando Bustillo para luego hacer el famoso Circuito Chico. Son unos 65 km de recorrido total, rodeados de bosque, montañas, lagos y lagunas. Senderos para hacer un breve trekking desembocando en distintas playitas y miradores, es una de mis actividades favoritas. Aquí podrán encontrar varios circuitos, uno de ellos, y que les recomiendo es el del Cerro Llao Llao. Fácil de hacer y con unas vistas majestuosas. Casas de Té, cervecerías artesanales, plantaciones de lavanda, pisicultura, viveros, casas de chocolates, etc son algunos de los lugares que se pueden visitar. En nuestro caso, una parada obligada es la cervecería Patagonia, con sus vistas inigualables, y sobretodo, por el espacio que tiene Juanpe para correr y jugar al aire libre.

Antes o después, según el sentido en que se dirijan, de cruzar el puente que une las dos partes del lago Moreno, está el desvío para ir a Colonia Suiza. Declarado Patrimonio Histórico, fue el primer asentamiento de europeos en la región, manteniendo intactas las características y vivencias de sus pobladores desde su fundación (fines del siglo XIX), es un lugar para visitar. Hay varias casas de té, restaurantes, casas de artesanías, y una importante feria artesanal que se convirtió en un paseo imprescindible para todo el que visite el lugar. Además se puede degustar el famoso y tradicional curanto, una comida originaria Araucana, cuya preparación típica es todo una ceremonia. A tener en cuenta, solo se realiza los Domingos y comienza antes del mediodía.

 

El imponente Hotel Llao Llao, con su arquitectura y ubicación, nos invita a apreciarlo desde Puerto Pañuelo (donde salen excursiones diarias para visitar Isla Victoria, Bosque de Arrayanes y Puerto Blest) o desde la capilla San Eduardo. La pared de rocas del cerro López que se encuentra detrás del hotel, le da una vista privilegiada, tanto para los huéspedes como para los simples visitantes como nosotros. Un dato, el hotel brinda servicios de almuerzo y té en sus magníficos salones, por lo tanto no es necesario hospedarse para conocer el hotel por dentro y degustar su gastronomía imperdible. Su nombre se debe a un hongo muy común en la región, el Llao llao, que crece adherido al ñire y al coihue, árboles típicos de la zona.Circuito chico cuenta con innumerables actividades para hacer.

En verano es muy común encontrar grupos de ciclistas recorriendo el camino, también caminantes, por lo que hay que tener cuidado y no distraerse con el paisaje, que invita a despistarse.

 

 

Estoy seguro que quedarán impactados con este camino, volviendo una y otra vez como nos pasa a nosotros. Un lugar donde se unen las montañas, lagos y bosques, para disfrutar con el cuidado que se merecen.

 

 

 

Please reload

Our Recent Posts

Please reload

Archive

Please reload

Tags

 

©2018 by Papás en Ruta. Proudly created with Wix.com